Mantenimiento de puertas automáticas

Ofrecemos nuestros servicios de mantenimiento al propietario de la puerta, como una garantía de funcionamiento y prevención de accidentes, evitando responsabilidades civiles y penales con estos cuatro pasos.

1.- Asesorar al propietario de la puerta automática sobre los elementos a revisar y mantener

Dedicamos tiempo a transmitir algunos conocimientos básicos de los elementos y mecanismos de la puerta automática, comprobando que el propietario de la puerta nos comprende.

2.- Comunicamos al propietario de la puerta automática la necesidad y la obligatoriedad del mantenimiento

3.- Recomendamos al propietario de la puerta automática un calendario de revisiones de dichos elementos y funciones de la puerta

Un calendario a medida, según el tipo de puerta y su frecuencia de uso.

4.- Entregamos al propietario de la puerta un borrador del contrato más adecuado para su mantenimiento

El contrato de mantenimiento, en su oferta, significa para el propietario o comunidad de vecinos, una garantía de seguimiento en el tiempo, según el tipo de puerta, la frecuencia de apertura y su uso. Una garantía de funcionamiento y prevención de accidentes. Una garantía de respuesta y servicio por parte de nuestro profesional cualificado a la obligatoriedad del mantenimiento.